¿Cómo tratar la osteocondrosis cervical?

Osteocondrosis de la columna cervical.

Hoy en día, la osteocondrosis se considera legítimamente una "enfermedad del siglo", porque la mayoría de las veces afecta a personas cuyo trabajo no requiere una mayor actividad física.

En la mayoría de los casos, se observan cambios en el cartílago y el tejido óseo en personas en edad laboral, hasta los 40 años.

La enfermedad puede afectar diferentes partes de la columna y la segunda más común es la osteocondrosis de la columna cervical.

¿Qué es?

La osteocondrosis es un trastorno degenerativo del cartílago articular y el tejido óseo adyacente.

Anteriormente, el término se aplicaba a un gran grupo de enfermedades osteoarticulares, pero ahora se usa solo para enfermedades degenerativas de la columna.

En comparación con otras partes de la columna, la región cervical es la más móvil y tiene muchas formaciones nerviosas y vasculares. La estructura de las vértebras es de tamaño pequeño, así como por el hecho de que están rodeadas por un corsé muscular bastante débil.

Esta estructura anatómica predispone al desarrollo de osteocondrosis, cuya gravedad de las manifestaciones clínicas depende de la naturaleza de los cambios en los discos intervertebrales y del grado de destrucción.

Las razones del desarrollo de la enfermedad

La causa principal y más común de osteocondrosis de la columna cervical es un estilo de vida sedentario.

Debido a la falta de actividad física con un estilo de vida sedentario y sedentario:

  • se alteran los procesos metabólicos;
  • aumenta el nivel de sales en el torrente sanguíneo y en el líquido linfático;
  • Las sales se depositan en la columna cervical, los riñones y el hígado.

El daño a las vértebras cervicales es causado principalmente por la falta de nutrientes en los discos intervertebrales. Por lo tanto, las principales razones de la aparición de osteocondrosis cervical también incluyen una nutrición inadecuada y desequilibrada.

Osteocondrosis cervical en una mujer sentada frente a una computadora

Factores de riesgo

Existen muchos factores de riesgo para la osteocondrosis cervical.

Los factores más comunes son:

  • herencia;
  • cambios relacionados con la edad;
  • lesiones de la columna cervical;
  • hipotermia;
  • trastornos hormonales que conducen a trastornos metabólicos;
  • algunas enfermedades autoinmunes que dañan el tejido del cartílago (lupus eritematoso sistémico, reumatismo).

¿Por qué es peligroso?

No solo la médula espinal y las raíces nerviosas atraviesan la columna cervical, sino también la arteria vertebral, que es responsable de suministrar sangre a la parte posterior del cerebro, la médula oblonga y el cerebelo.

Por lo tanto, con la osteocondrosis cervical, esta arteria se comprime y, como resultado, la circulación cerebral se ve afectada.

En casos extremadamente avanzados, la compresión de una arteria y los vasos sanguíneos adyacentes y los plexos nerviosos pueden tener consecuencias como:

  • falta de coordinación;
  • pérdida de audición y visión;
  • trazo.

Si la enfermedad no se cura en la etapa inicial, puede provocar complicaciones como: protrusión del disco intervertebral o hernia de disco.

Grados de desarrollo de la enfermedad

La osteocondrosis cervical, como la osteocondrosis de otras partes de la columna, se desarrolla en etapas. Hay 3 etapas del desarrollo de la enfermedad.

1 grado

Caracterizado por el inicio de la destrucción de los discos intervertebrales.

Se forman grietas en el anillo fibroso, se altera la fuerza y ​​elasticidad del disco, su altura disminuye, por lo que las raíces nerviosas se comprimen.

Aparece un dolor característico. A veces, en la etapa 1 (preclínica), tal dolor puede estar ausente y la osteocondrosis ocurre con una molestia moderada en el cuello.

2. º grado

Si la osteocondrosis de primer grado no se trató o el tratamiento no fue efectivo, entonces surge una condición crónica, que es el segundo grado de osteocondrosis.

El dolor se vuelve constante, la destrucción y compactación del disco intervertebral continúa y conduce a dislocaciones menores de las vértebras cervicales.

Con la osteocondrosis cervical en esta etapa, se puede desarrollar el síndrome de cabeza caída. Este síndrome se caracteriza por un dolor intenso y la persona debe mantener la cabeza en un estado fijo para reducir el dolor.

3er grado

La osteocondrosis cervical de grado 3 se acompaña de los siguientes síntomas:

  • dolores de cabeza;
  • náuseas;
  • mareos;
  • cuello "lumbago";
  • sensibilidad alterada de las extremidades superiores.

El anillo fibroso está casi destruido, lo que conduce a complicaciones de la osteocondrosis: protrusión del disco intervertebral o hernia intervertebral.

En la tercera etapa de la osteocondrosis, la intensidad del dolor puede disminuir, ya que el tejido cartilaginoso afectado en el disco intervertebral simplemente no existe, lo que significa que no hay una fuente de dolor, pero el pellizco de las raíces nerviosas permanece, por lo que el dolor no desaparece por completo.

Signos y síntomas

Hay muchos signos de esta enfermedad. Y dependen de qué vértebras resulten dañadas por esta enfermedad.

Los síndromes típicos de la osteocondrosis cervical son:

  • síndrome radicular;
  • síndrome de la arteria vertebral;
  • síndrome de migraña cervical;
  • síndrome hipertensivo.

Todos estos síndromes van acompañados, en primer lugar, de diferentes tipos de dolor.

Mareos con osteocondrosis cervical

Si consideramos el síndrome de la arteria vertebral, entonces el dolor de cabeza se manifiesta aquí ya en una etapa temprana del desarrollo de la enfermedad.

En este caso, los ataques de dolor pueden ir acompañados de:

  • mareos;
  • marcha inestable;
  • síntomas visuales (aparición de niebla ante los ojos, disminución de la agudeza visual, etc. ). desmayo (con movimientos repentinos de la cabeza).

En el síndrome hipertensivo, se determina un aumento de la presión intracraneal.

El dolor de cabeza es más de un carácter explosivo, puede ir acompañado de náuseas y vómitos. Con una exacerbación de la osteocondrosis cervical, se puede observar un aumento de la temperatura y un aumento de la VSG.

Cuando se comprimen las raíces espinales ("síndrome radicular"), pueden aparecer los siguientes síntomas neurológicos:

  • dolor severo en el cuello (cervicalgia);
  • dolor de cuello que se extiende al antebrazo y al húmero (cervicobraquialgia);
  • dolor en el brazo;
  • sensación de crujidos o crujidos en el cuello al girar la cabeza;
  • dolor "que se irradia" al oído, que ocurre con mayor frecuencia después de una estancia prolongada en una posición incómoda o un movimiento repentino;
  • dolor o sensación de un nudo en la garganta, problemas respiratorios;
  • entumecimiento de manos y lengua;
  • sensación de hinchazón de la lengua;
  • debilidad severa;
  • discapacidad auditiva y visual;
  • tinnitus;
  • deterioro general de la salud.

En el síndrome de "migraña cervical" se observa irritación de los ganglios simpáticos, lo que conduce a la interrupción de la reactividad de los vasos cerebrales y alteración de la circulación sanguínea.

Como resultado, se puede desarrollar hipertensión, a menudo acompañada de:

  • oídos tapados;
  • taquicardia;
  • ruido en la cabeza;
  • zumbido en los oídos.

Cuando se comprimen las arterias que irrigan la médula espinal, se puede producir un derrame espinal.

La alteración de la circulación sanguínea en el cerebro en la osteocondrosis puede conducir a:

  • deficiencia de oxígeno de las células cerebrales;
  • trastornos mentales (depresión, ataques de pánico);
  • Los cambios y alteraciones en el ritmo del corazón son un signo de osteocondrosis cervical.
  • signos de epilepsia, como pérdida de conciencia a corto plazo y tensión en todo el cuerpo; a menudo se confunden con signos de epilepsia.

Un síntoma muy común de la osteocondrosis cervical son los cambios y alteraciones en el ritmo del corazón, por ejemplo, extrasístole o arritmia.

Estos síntomas son muy comunes entre los conductores y los trabajadores de oficina.

Debido a un estilo de vida sedentario, se producen cambios en los discos intervertebrales de la columna cervical y torácica, que provocan alteraciones en el funcionamiento del corazón.

En la mayoría de los casos, hasta que se cura la osteocondrosis, es prácticamente imposible deshacerse de las alteraciones del ritmo cardíaco.

La hinchazón debajo de los ojos también puede indicar osteocondrosis de la columna cervical.

La mayoría de las veces dependen de la posición de la cabeza durante el sueño nocturno, desaparecen durante el día y se combinan con dolores de cabeza, mareos, pesadez en la cabeza, etc.

La distonía vegetovascular es otra de las enfermedades más comunes que ocurren con esta enfermedad.

Es una consecuencia de las arterias vasculares pinzadas que corren a los lados de la columna vertebral.

Métodos de diagnóstico

El diagnóstico preliminar lo establece un neurólogo durante el examen inicial del paciente. Más recientemente, el médico tuvo que hacer un diagnóstico realizando solo un examen externo del paciente y enviándolo a una radiografía.

Pero, desafortunadamente, es imposible ver la imagen completa del desarrollo de la enfermedad en una radiografía.

Actualmente se encuentran disponibles exámenes como la tomografía computarizada y la resonancia magnética, con los que puede evaluar completamente la etapa de desarrollo de la enfermedad.

Una vez realizado el diagnóstico, se deriva al paciente a un médico que se especializa en esta área.

¿Qué médico está tratando?

El tratamiento lo lleva a cabo un especialista limitado: un vertebrólogo o un vertebroneurólogo.

Tratamiento de la osteocondrosis cervical

La gravedad de los principales síntomas clínicos se toma como base para el tratamiento de la osteocondrosis cervical.

Compresión de vasos sanguíneos en la columna cervical.

En la columna cervical, los síntomas se asocian principalmente con la compresión de los vasos sanguíneos y las terminaciones nerviosas, por lo tanto, durante el tratamiento, el edema se elimina en primer lugar y se restablece la circulación sanguínea.

Hay muchos métodos de tratamiento utilizados en el tratamiento de la osteocondrosis de la columna cervical.

El tratamiento más eficaz es el complejo, que es una combinación de varios métodos de tratamiento conservadores.

El tratamiento complejo de la osteocondrosis cervical puede incluir los siguientes métodos tradicionales y no tradicionales: tratamiento con medicamentos, masajes, acupresión, terapia manual, fisioterapia, acupuntura, homeopatía, remedios caseros, etc.

Las principales etapas del tratamiento de la osteocondrosis son las mismas para todas las localizaciones de esta enfermedad:

  1. Primero necesitas aliviar el dolor.
  2. Entonces se eliminará la hinchazón.
  3. En esta etapa, es necesario normalizar la circulación sanguínea.
  4. Fortalecimiento del corsé muscular.
  5. Mejora la nutrición y la regeneración de tejidos.

Solo un equipo de buenos especialistas puede elegir la terapia más adecuada, que incluye un neurólogo, fisioterapeuta, masajista, cirujano y neurólogo vertebral.

Como cualquier enfermedad, la osteocondrosis cervical debe tratarse en la etapa más temprana de su aparición. Si no comienza el proceso, en esta etapa puede lograr una cura completa de la osteocondrosis.

Desafortunadamente, las etapas 2 y 3 de la osteocondrosis cervical se acompañan de la destrucción total o parcial de los discos intervertebrales, por lo que estas etapas se caracterizan por un proceso de recuperación muy largo.

Primeros auxilios

¿Cómo aliviar el dolor durante la exacerbación?

En caso de dolor intenso, debe tomar un analgésico del botiquín de su casa: estos pueden ser analgésicos. También puede aplicar yeso de pimienta para el dolor.

Se pueden tomar diuréticos si se presenta hinchazón. Frotar el cuello con ungüentos para aliviar el dolor puede ayudar.

También puede usar unaplicador de agujapara el dolor, que:

  • alivia el dolor de espalda;
  • reduce el espasmo muscular;
  • estimula el trabajo de los órganos internos;
  • normaliza la circulación sanguínea.

Está contraindicada la fisioterapia en las exacerbaciones, así como el calentamiento, ya que estos efectos pueden provocar complicaciones graves.

Después del alivio del dolor agudo, es necesario consultar urgentemente a su médico.

Tratamiento con medicamentos

El tratamiento con medicamentos generalmente comienza con inyecciones (en caso de exacerbación), luego se cambia a tabletas y supositorios en combinación con la aplicación local de ungüentos y geles.

La anestesia durante el tratamiento farmacológico se realiza con antiinflamatorios esteroides.

Es imperativo recetar medicamentos que restablezcan la circulación cerebral.

Se pueden recetar relajantes musculares para la tensión muscular anormal. Para un tratamiento más eficaz, las vitaminas se toman en dosis terapéuticas y oligoelementos.

En casos de hernia intervertebral, a menudo se recomienda una intervención quirúrgica y el médico tratante puede sugerir una cirugía.

Masaje y automasaje

Este método funciona bien con fisioterapia y fisioterapia. Puedes realizar un curso de masaje tanto en cualquier institución médica como contactando con consultorios privados.

El masaje es necesario para la osteocondrosis cervical para fortalecer los músculos y aliviar la tensión en el cuello.

La tarea del masajista es eliminar los productos metabólicos dañinos aumentando la salida y el flujo de sangre en el área enferma, así como aliviar el espasmo del área de la patología.

Las principales técnicas que utilizan los especialistas en masaje de cuello son:

  • acariciando;
  • apriete;
  • frotar;
  • vibración;
  • amasando.

La técnica de automasaje se puede realizar utilizando las siguientes técnicas:

  • acariciando (los movimientos deben ser suaves, sin mucho esfuerzo, formando pliegues)
  • amasar (impacto profundo en los músculos, agarrando el pliegue, presionando y empujando);
  • vibración (impacto vibratorio por golpes, sacudidas, golpecitos).

El automasaje debe terminarse siempre con caricias. Durante la vibración, puede utilizar un masajeador.

Acupresión

Masaje de acupresión

El masaje de acupresión alivia bien el dolor de cabeza con la exacerbación de la osteocondrosis cervical, ayuda con los aumentos repentinos de presión y la normaliza.

Esquema de acupresión:

  • Impacto en el punto feng fu, que se encuentra debajo de la protuberancia occipital, durante 1 minuto.
  • Impacto en el punto feng chi, que tiene dos dedos de ancho desde las apófisis mastoides del cráneo.
  • Impacto durante 1-1, 5 minutos en el punto ya-men (ubicado a una distancia de tres dedos del punto feng fu).
  • Sedación 1-1, 5 minutos en el punto da-chzhui (séptima vértebra cervical).

Después de la acupresión, debe recostarse durante unos minutos, ya que puede experimentar un ligero mareo.

Terapia manual

La terapia manual ayuda a sobrellevar el dolor agudo y crónico, también aumenta el rango de movimiento y mejora bien la postura.

Los principales métodos de terapia manual para la osteocondrosis de la columna cervical:

  • Masaje relajante y segmentario.Se utiliza para calentar los músculos y aliviar la tensión.
  • Movilización.Influencias dirigidas a restaurar la función articular por tracción.
  • Manipulación.Un fuerte empujón dirigido a las áreas patológicas del paciente. El procedimiento se acompaña de un crujido característico (retorno de la articulación a su posición normal).

Un especialista que practica la terapia manual debe dominar estas técnicas. De lo contrario, cualquier error puede provocar lesiones.

Acupuntura

Acupuntura

La acupuntura promueve la liberación de cortisol en el torrente sanguíneo. Esta hormona tiene un efecto antiinflamatorio pronunciado.

La acupuntura se realiza actuando sobre puntos cercanos al borde interno de la escápula. Las agujas se introducen a una profundidad de 1 a 2 cm y se dejan actuar durante 10 a 30 minutos.

Homeopatía

El tratamiento con medicamentos conlleva muchos efectos secundarios adversos, por lo que la homeopatía puede ser un sustituto digno del tratamiento sin consecuencias indeseables.

Características nutricionales

Los alimentos deben ser ricos en calcio y magnesio.

Estos oligoelementos se encuentran en pescados y mariscos, nueces, legumbres y productos lácteos.

A menudo, la osteocondrosis del cuello puede ir acompañada de aterosclerosis. En este caso, se recomienda una dieta estricta.

La dieta se prescribe durante 3-4 meses. Debe limitar el consumo de todos los alimentos que contienen colesterol. Estos incluyen grasas animales, carnes grasas, productos lácteos grasos, etc. También debe limitar o excluir el consumo de sal, azúcar, productos de harina.

Se recomienda abandonar los malos hábitos (fumar, alcohol, etc. ).

La osteocondrosis cervical y el alcohol están interconectados. El hecho es que al entrar en la sangre, el alcohol destruye las células, lo que agrava la circulación sanguínea ya deteriorada en la osteocondrosis.

Por lo tanto, debe limitarlo al mínimo y, durante una exacerbación, dejar de beber alcohol por completo.

Prevención de enfermedades

Para prevenir la osteocondrosis cervical, se recomienda observar las siguientes reglas:

  • dormir debe ser sobre un colchón firme y sobre una almohada baja: el ángulo de flexión del cuello no debe ser superior a 15 grados;
  • tome una ducha caliente todos los días durante al menos 10 minutos;
  • visite la sauna y la casa de baños con la mayor frecuencia posible: el calor ayuda a aliviar los espasmos del cuello;
  • realice actividad aeróbica y camina con regularidad a un ritmo lento;
  • ve a nadar;
  • después de 25 años, evite la carga de choque en la columna (saltar, correr);
  • cuando trabaje de manera sedentaria, asegúrese de tomar descansos de cinco minutos cada hora;
  • la práctica regular de yoga puede prevenir cualquier manifestación de osteocondrosis cervical;
  • se niega a ir al gimnasio, ya que el culturismo puede provocar la aparición de una protuberancia del disco cervical;
  • El ejercicio físico como profilaxis contra la osteocondrosis del cuello ayuda a fortalecer los músculos del cuello, aliviar la tensión.

Preguntas frecuentes

¿Qué hacer durante el embarazo y cómo tratarlo?

A menudo, es durante el embarazo cuando aparecen los primeros síntomas de la osteocondrosis cervical.

Osteocondrosis de la columna cervical durante el embarazo.

Esto se debe a un cambio en los niveles hormonales y al ablandamiento de las vértebras, así como a un cambio en el centro de gravedad y un estrés excesivo en la columna.

El tratamiento de la osteocondrosis en mujeres embarazadas es bastante complicado, ya que está limitado principalmente por el método farmacológico destinado a aliviar el dolor.

Puedes aplicar ungüentos naturales o recurrir a la medicina tradicional.

Cualquier influencia en la zona del cuello (calentamiento, ejercicio, etc. ) durante el embarazo está estrictamente prohibida.

¿Ocurre en niños y adolescentes?

En niños y adolescentes, la osteocondrosis cervical se desarrolla debido a una insuficiencia funcional congénita o adquirida del tejido del cartílago.

Se expresa por quejas de dolor de cabeza, fatiga, mareos y desmayos.

¿Es posible calentar la zona del cuello?

Está estrictamente prohibido calentar el cuello con osteocondrosis cervical, especialmente en la etapa de exacerbación de la enfermedad, ya que el calentamiento puede provocar un aumento del edema y vasodilatación del cerebro.

Dormir sobre una almohada ortopédica

¿Cómo dormir correctamente?

Duerma en una cama plana y dura con un colchón ortopédico.

La posición recomendada y más cómoda es acostarse de lado, con el hombro apoyado en el colchón y la cabeza apoyada en una almohada pequeña.

El uso de una almohada ortopédica ayuda a relajar los músculos de la columna cervical, reduce la irritación de las terminaciones nerviosas, lo que previene dolores de cabeza e insomnio.

¿Se permiten las actividades físicas y la sauna?

En las medidas preventivas y en la 1ª etapa de la osteocondrosis cervical, se recomienda realizar ejercicios de fisioterapia, natación.

Está estrictamente prohibido levantar pesas, trabajar duro, entrenar en gimnasios.

También se recomienda una visita a la casa de baños y la sauna solo para la prevención de la osteocondrosis cervical y en la etapa inicial de la enfermedad.

Reseñas

"Me gustaría compartir con mis hermanos en desgracia cómo lidiar con la osteocondrosis cervical. Hace un par de años tuve dolor de espalda. En una visita al médico, el diagnóstico fue osteocondrosis cervical. Se han probado muchas cosas del tratamiento: fisioterapia, terapia manual y masajes. Pero siempre hubo solo un alivio temporal, además, todos estos son procedimientos muy costosos. Tuve que emprender el estudio del problema a fondo. Entonces decidí probar la natación. Resulta que la natación se usa ampliamente para la prevención y el tratamiento de la osteocondrosis cervical, ya que alivia notablemente la tensión de los músculos del cuello. una vez a la semana en la piscina y el dolor no lo sé ".

"Debido a mi trabajo excesivo, no pude encontrar tiempo para visitar a un médico. Y mis familiares me aconsejaron que tratara el dolor de cuello con calentamiento, compresas de hierbas, varios ungüentos y otros remedios caseros. ¡Que el cuello ha dejado de moverse! Me quedo en casa por más de dos semanas, y aun así me recuperé por mucho tiempo. Por eso, mi consejo para todos es que visiten a un médico tan pronto como su cuello cruje y duela! De esta manera ahorrarán tiempo y no perderán la salud ".

05.10.2020